martes, 3 de marzo de 2015

Minientrada sobre mi pequeño universo de fieltro

Cuando tienes niños es imposible abstenerse a la influencia de los dibujos, de sus personajes. Cuando tienes niños, sabes que todos ellos, los que aparecen en la pantalla parpadeante cuando pulsas el encendido de la tele; los mismos que ilustran su cuento favorito; los mismos, que convertidos en peluche, descansan sobre su cama; ellos son muy importantes; muchísimo.
Y, la verdad, no me importa. No quiero vacunarme contra eso. Es más, lo confieso, disfruto cuando vemos juntos Ben & Holly (me rio muchísimo); Peppa Pig; Doraemon... aquel gato cósmico que recuerdo cuando yo, ya no tan pequeña, venía del colegio... Y que decir, si eres mamá de una niña, del universo Frozen,  (porque Frozen es un universo independiente, y en casa, la película la vemos un fin de semana sí y otro no, como mínimo... la primera vez fue en el cine, y mientras Blanca se zampaba un paquete gigantesco de palomitas, yo intentaba taparme un poco para que los otros padres no vieran que estaba llorando cuando Ana se descongeló, en fin...)
Y así, todos también son parte de mi mundo, de mi día a día, de mi pequeño universo de fieltro....

Ana de Arendelle
Sr. Potato
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Elsa
Ben Duende y Gastón, la mariquita
(El Pequeño Reino de Ben & Holly)


Pato y Pocoyó


Y hablando de los niños... también hay en mi pequeño universo de fieltro, puntaditas de mi infancia, cuando la pantalla parpadeante nos mostraba la carta de ajuste, si nos levantábamos muy temprano...
Las canciones se escuchaban en cintas ...
Y Casimiro era el encargado de mandarnos a la cama a la cama, y había que obedecerle....












Hay muchos más habitantes en mi pequeño universo de fieltro, viven en mi imaginación, y cuando nacen ocupan un lugar en "Nariz de Chocolate", si queréis conocer más, animaros. Se aceptan encargos, y a partir de 4 euros puedes tener un pedacito de un pequeño universo de fieltro....

No hay comentarios:

Publicar un comentario