sábado, 19 de noviembre de 2016

Nuestro número 7



Hoy estamos de aniversario. Un aniversario importante. El del día que por primera vez el nosotros se amplió; creció el círculo que nos rodeaba y las letras se hicieron más grandes. El del día que a nuestro proyecto de vida se sumó otra; una pequeñita que lo hizo tan, tan grande...

Hoy estamos de aniversario. Un aniversario un poco raro, con ausencias temporales (peludas y menos peludas) que echamos mucho de menos; y a la espera de otras dos pequeñas vidas que ampliarán más este círculo donde somos y existimos.
Y hoy, hoy tengo que hacer; quiero hacer una pausa en esta espera que ya empieza a desesperar, para felicitar a mi niña sirena que ya tenemos la suerte de conocer y disfrutar desde hace 7 añitos.

Pasa el tiempo que es imparable. Una ráfaga violenta y constante que nos lleva de año en año sin apenas darnos cuenta.
Y así llega un invierno, y aquel vestido que le compramos a los 5 años ya no le vale; y aprende a restar con llevadas; y nos habla de un niño que le parece especial.

Y así, llega otro invierno, y recuerdo cuando le cantábamos aquella "Canción infantil para despertar a una paloma...", de Serrat intentando que, al revés, ella se durmiera al fin.

Y bueno pues...
Un día más...
Un noviembre más...
Un año más...
hasta estos 7,
mi número 7; el nuestro.
Este número mágico
que nos acompañará 365 días
y que es y será...
un enigma,
una sorpresa,
un aprendizaje,
un regalo.

Esta noche me dormiré recordando aquella primera vez. Aquel primer miedo, y aquella primera inconsciencia que me hacía no temerlo tanto. Aquel primer amor.
¿Cerramos los ojos Blanca?

 "Y póngase el calcetín
Blanquita mía...
Y véngase a cocinar
el nuevo día.
Todo está listo,
el agua,
el sol y el barro.
Pero si falta usted,
no habrá milagro".

Si faltas tú mi pequeño, nuestro pequeño, primer milagro.