martes, 23 de febrero de 2016

Autopsia en el espejo

 
 
 
Voy a coserme la boca;
los labios;
puntada a puntada.
Con la sangre penetrando
entre los dientes.
La sal en la lengua.
Respiro el dolor
como un vampiro de la vida.
 
Voy a amputar la vergüenza
que me crece
en las ideas,
por las palabras calladas,
los silencios
y los gritos que escupe
la oscuridad de una bombilla
dentro de mis ojos.
 
Desnuda frente al espejo
asoma la cicatriz
hinchada y rugosa,
homenaje al fruto
de mi vientre.
 
Quiero conocerme. Hoy. Ahora.
Ya.
Autopsio mi mirada.
El iris color miel.
Abejas que zumban
en mi espalda.
La pupila
como un interrogante.
 
El tiempo se estira.
Una goma vieja
que no regresa nunca.
 
Las arrugas nacen como manecillas de relojes
alrededor de los párpados.
Mis debilidades cobardes
escondidas entre
las pelusillas de mi ombligo.
 
Una peca por cada día,
como aventura de infancia
pegada a la piel.
Días claros y grises.
Noches y páginas.
 
Raspo el miedo con las uñas.
Los surcos de mis dedos me recorren.
Autopistas infinitas.
Infinitas noches.
Y otra más.
Otra página.
Ésta.

14 comentarios:

  1. Precioso, Eva, una magnífica concatenación de símiles y metáforas. Las arrugas, las cicatrices y hasta las pecas nos definen, hablan de nuestro pasado, de nuestra historia. Son marcas de ese tiempo que, como tú dices, se estira como una goma para no regresar.
    Me ha encantado, es una gozada leerte.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chari!!. En nuestro cuerpo se va dibujando nuestra historia. Es una parte hermosa del paso del tiempo reflejado en la piel. Muchas gracias!, y lo mismo te digo :). Muchos besos!

      Eliminar
  2. Si tuviera que definirte, Eva, con una palabra y mira que soy atrevida al hacerlo, pero leyéndote me ha resultado demasiado fácil, de modo que ahora la escribo: silencio, tan solo eso, porque eres de las personas que dicen habitualmente mucho más, por lo que callas.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Estrella. Es posible lo que dices, la verdad no soy objetiva al definirme. Pero te diré que siempre hay muchas palabras revoloteando dentro de mi cabeza y, al intentar salir al aire, dejan de oírse. :). Besos!!

      Eliminar
  3. El espejo nos va dando muestras de nuestro paso por la vida, cada detalle nuevo que nos vemos refleja el camino vivido. Tu has reflejado muy bien un itinerario.
    Precioso Eva.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mila. Sí, es mi tiempo que se va escribiendo en mi propio ser. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  4. Wow!! Excelente poema del reflejo que muestra el espejo. Me ha encantado, beso enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Flora. Me encanta que te encante. Muchos besos!

      Eliminar
  5. Qué bonito Eva!!!! Es que a veces una arruguita o una cicatriz puede contar una gran historia.
    Me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marigem! Es cierto. Son el mapa donde se va leyendo nuestro tiempo. Y yo tengo un montón: pecas, cicatrices... de todo. Muchos besos!

      Eliminar
  6. Un autorretrato, una autopsia, un autoanálisis, en el poema. Muy bueno!! felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Y muchas gracias por leerlo!

      Eliminar
  7. Y que haya mujeres que se empeñen en no ser nada, en estar lisas como una muñeca recién sacada de la caja... Las mujeres de verdad tenemos de todo: arrugas, canas, pecas, cicatrices en la piel y en el alma.

    ResponderEliminar
  8. Es la vida que nos deja marca a todos. Muchísimas gracias por leerme y comentar!

    ResponderEliminar