miércoles, 12 de febrero de 2014

                          

                             Un poco de magia...

 
Blanca siempre dice que ella es una princesa- hada (no un hada princesa, que es completamente distinto). Por desgracia hace ya un tiempo Canela, nuestra perra, aprovechó que no estábamos para ensañarse con su herramienta de trabajo, la varita mágica.
Hoy cuando llegue del colegio tendrá una de sustitución, no será fabricada en Japón, ni forjada por unos duendes, sólo cosida por mamá reciclando una cosa de aquí y de allá entre llanto y llanto del "hermanito"....
 
Pero estoy segura de que con ella podrá hacer auténtica magia; magia de verdad, de la buena, porque no necesita ningún instrumento para hacerla.
Estoy en plan deshidratación total, cayéndome la baba, desde ayer, cuando vino del cole con una pegatina en forma de corazón como premio a, me dice, "portarse bien". Luego me entero de que ha dicho en clase que quiere a todos los niños de la clase, incluso una que hay que le hace alguna día sí y día también... porque hay que querer a todos y que todos somos iguales, y que las niñas pueden hacer lo qué quieran; también jugar al fútbol y ser superheroes,  y no sé qué más dijo en su pequeño discurso, pero a mí ya me llegó para tener uno de esos ataques de "Es mi hija", que aún me dura.
Y sí... luego se puso en plan menos "mágica" y no quería irse a dormir, ni recoger su habitación... pero es que sólo es una niña, perdón..., una princesa- hada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario