jueves, 1 de septiembre de 2016

En un vaso de agua







Floto con vosotros
en el líquido caliente
que rebosa mi maternidad.

Recorro con la vista
los caminos de venas azuladas
que pueblan esos pechos hinchados
que el espejo revela como míos;
carreteras secundarias
que también me llevan
a vosotros.

Mastico la bilis de mi enfado,
sin tiempo para la porcelana.
Furia cansada.
Imagino vuestras manitas
enredadas
entre los miedos
que bombea mi sangre.

Imagino mi respiración
compartiendo el aire fétido
de inseguridades
que se incrustan en mi carne
y el tiempo va pudriendo.

Y, en la noche,
siento vuestros giros imposibles
en mi interior.
Ni mil ovejas bien armadas
ganan la batalla a mis pensamientos.

Me ahogo en el vaso de agua
que reposa junto a mi cama.


Me ahogo...

Al fin, el sol sale
tras el edificio de ventanas
azules.

Os siento,
como mariposas
en mi vientre.
Bebo el agua del vaso.
Respiro.
Os respiro.
Os quiero.

10 comentarios:

  1. Genial, Eva. Echaba de menos leerte :)
    Beso grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flora, con mucho retraso!. Aparezco y desaparezco (casi siempre desaparezco) porque estoy muy, muy cansada...
      Yo también os echo de menos. Estoy deseando sentirme un poco más fuerte para pasearme por vuestras letras cuando me apetezca. Un beso enorme!

      Eliminar
  2. Mi querida Eva, hace tiempo que no te sentía por aquí, tus palabras me han dejado un poco "chafada" espero que todo vaya bien. Un embarazo es maravilloso, cuando todo pase, viene el futuro, la vida con otros ojos. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo va bien. Es sólo que finalmente está siendo un embarazo más agotador de lo que esperaba, ya que resultó ser de mellizos y, declarado de riesgo. Y claro, estoy doblemente cansada, reposar el doble... Y, seguro, seguro que estaremos doblemente felices. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Muy bonito. Un placer leerte de nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Preciosos y sentidos versos que nos llenan de esperanza en esa nueva maternidad que te rebosa y muchas gracias por compartuirlo.
    Un abrazo y que siga con normalidad este proceso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! y muchas, muchas gracias por leerme!
      Un abrazo fuerte!

      Eliminar