sábado, 2 de febrero de 2013

¡Buenos días, mundo!
Ya veis la vista que tengo. El martes parecía un día tan despejado y anticiclónico ... y al final como diría cualquier hombre o mujer del tiempo escogido al azar con el mando de mi tele, llegó una perturbación que ensombreció el cielo.
El enanito de la barriga nos dio un susto el martes y hemos estado desconectados en el hospital. Ahora, para que todo vaya bien me voy a acostumbrar a que estas sean mis vistas habituales. Ordenador, libros, regalices...
Por suerte, llevo un par de días encontrándome mejor, y hoy por la ventana veo que está empezando a clarear, y ya sale el sol...

No hay comentarios:

Publicar un comentario